¡Sube tu Brompton a bordo y explora mucho más allá!

 

La bicicleta Brompton se pliega hasta alcanzar un tamaño práctico y fácil de transportar, de forma que podrás llevarla contigo a todas partes.

 

Con Brompton podrás olvidarte de dejar atada tu bicicleta fuera de la embarcación, o de que el salitre la estropee gracias a su recubrimiento fosfatado contra corrosión.

 

Y es que una de las mayores ventajas de tener una Brompton a bordo es que es tan pequeña, ligera, resistente y fácil de plegar que nunca es un problema: puedes dejarla cómodamente plegada debajo de los escalones de cabina y desplegarla para recorrer cada nuevo lugar que visites.

 

¡No lo pienses más y haz de tu Brompton tu medio de transporte en tierra firme, convirtiendo cada viaje en una pequeña aventura!

UEN

Para cualquier duda estaremos encantados de poder ayudarte